Las actividades tradicionales de producción se caracterizan principalmente por estar arraigadas a elementos identitarios que definen a esta comunidad, se realizan en espacios propios del territorio y se continúan practicando de generación en generación. Estas prácticas tienen como objetivo principal el desarrollo de actividades propias de subsistencia que incluyen la agricultura individual y colectiva, la pesca, la cacería, el aprovechamiento forestal y el pastoreo de ganado.

 

Conforme con la información proporcionada por los miembros de la comunidad en las asambleas, talleres, grupos focales y al realizar el censo, se encontró que la población establece sus áreas de cultivos en el terreno de cada familia y en el predio de uso colectivo. Sus sembrados principalmente son de pancoger y el excedente es para la venta o intercambio con comunidades cercanas como las de la vereda Sardinas (campesinos) y el Resguardo Indígena San Andrés-Las Vegas- Villa Unión. Al mismo tiempo realizan otras actividades de subsistencia y generación de ingresos económicos como el corte de madera y el transporte de pasajeros en lancha con motores fuera de borda.

 

 

El trabajo comunitario está representado por la mano cambiada (trueque de mano de obra o alimentos) y las mingas que se convocan para el manejo colectivo de los cultivos de maíz, arroz y caña en sus diferentes etapas, en el mantenimiento de la escuela y de los caminos del territorio, al igual que para las fiestas propias de la comunidad.

Actividades económicas y prácticas tradicionales de producción CONSEJO COMUNITARIO VILLA DEL RÍO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.